Instalacion de paneles solares

¿Te interesa ahorrar en tu factura de la luz y reducir emisiones a la atmósfera? Esto es posible instalando paneles solares en tu domicilio. Y es que el uso de las placas fotovoltaicas no solo te permite producir electricidad a partir del sol, sin necesidad de pagarla, sino que además este proceso no deja rastro alguno en el medio ambiente. Lo único que tienes que pagar es la instalación pero, con un mantenimiento adecuado, la duración de tu instalación puede llegar a 25 años, por lo que vas a amortizar de sobra el precio que hayas pagado.

¿Qué tarifa de luz contratar?

La instalación de los paneles solares no implica que tengamos que desconectarnos de la factura eléctrica, podemos utilizarlos de manera combinada. Esto es interesante para aquellas viviendas que no puedan asumir los costes de un autoconsumo total y prefiere que sea de forma parcial. De todas formas, si te preocupa la contaminación, recuerda que hay comercializadoras que ofrecen una tarifa 100% verde.

Si tu vivienda es nueva, recuerda que junto a la instalación de los paneles solares tendrás que dar de alta la luz para poder acceder al suministro eléctrico. En cualquier caso, dar de alta la luz por primera vez es un trámite que conlleva unos costes; no obstante, no pagarás los derechos del alta hasta la primera factura eléctrica.

Si ya tienes que suministro eléctrico y quieres instalar unos paneles solares para combinarlo con tu suministro eléctrico, entonces lo que tienes que hacer es cambiar la potencia contratada. Esto es porque la potencia contratada influye en el precio que hay que pagar por el término fijo. Si vas a tener un suministro de luz por paneles solares, quizás no necesites consumir tanta electricidad por lo que sería recomendable cambiar la potencia eléctrica contratada de tu tarifa.

¿Cómo me pueden permitir ahorrar los paneles solares?

La principal diferencia en cuanto al coste de la red eléctrica y la energía generada a través de las placas fotovoltaicas es que en esta segunda hay una gran inversión inicial, antes de iniciar el consumo, pero ya no vas a tener que pagar más. Por supuesto, este precio varía según el número de paneles solares que quieras instalar y su modalidad (puedes encontrar más información sobre este tema en este artículo).

No obstante, teniendo en cuenta que unos paneles solares tienen una duración media de hasta 25 años, la amortización está asegurada. Además, teniendo en cuenta que existe la posibilidad de solicitar una subvención a tu comunidad autónoma para costearte la instalación, lo que reduciría el precio un 30%, es mucho más fácil si cabe. Esto lo puedes ver de la siguiente forma:

  1. Calcula el coste total de tu instalación y resta las subvenciones y rebajas fiscales.
  2. Calcula lo que estás pagando anualmente por la luz.
  3. Divide lo que estás pagando anualmente por la luz entre lo que has pagado efectivamente por tu instalación.

Por ejemplo, en el caso de una instalación cuyo coste efectivo (sin subvenciones) sea de 7.000 euros para una vivienda en la que el coste anual de la luz es de 950 euros se amortiza en 7 años y medio. Poniendo por caso que nuestro autoconsumo sea parcial, y que vayamos a consumir la mitad de la electricidad, sería de 14 años y medio. Sin duda, merece la pena.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies